Bachillerato

“Historias de éxito”: Iker González, campeón navarro de paleta cuero.

Iker González, alumno de 2º de Bachillerato del colegio logra la Txapela tras ganar el campeonato de paleta cuero juvenil. Nuestra más sincera enhorabuena a Iker por esta gran hazaña. A continuación os dejamos con una gran carta en la Iker nos cuenta en primera mano cómo vivió él, el logro de la Txapela. ¡Enhorabuena Txapeldun!

 

Este último puente ha sido especial para mí, no solo por los días de fiesta, sino también porque he ganado el torneo navarro de paleta cuero juvenil. Ha sido un torneo muy especial, porque es mi última competición en categorías infantiles. Ganar este torneo me da la oportunidad de poder jugar el año que viene en categoría absoluta. Los que disfrutáis con el deporte, podéis entender lo que esto significa: emoción, nervios, adrenalina…

Esta competición se juega en parejas. Las eligen nuestros entrenadores y vamos alternando, no son fijas. No siempre coincides con compañeros con los que te entiendas a la primera. Esta vez, he jugado con Álvaro Esparza. Reconozco que ha sido una suerte: es uno de los mejores delanteros del club y congeniamos bien. Yo como zaguero tengo que guiar al delantero y Álvaro ha confiado totalmente en mí.

El torneo se disputa siguiendo el modelo del fútbol, es decir, una fase de grupos en la que se clasifican los dos mejores; una fase eliminatoria, con cuartos de final, semifinales y finales.

Los partidos de la fase de grupos fueron bastante fáciles, ya que ganamos todos con ventaja y eso nos subió la moral. La fase eliminatoria fue más dura, pero también logramos imponernos. Alegría y nervios, la final estaba ahí.

La víspera de la final, empecé a ponerme nervioso. Las horas previas, estuve escuchando música para templar los nervios. El partido se disputó en el frontón Labrit. Para los que jugamos a pala, “la bombonera” (como lo llamamos los pelotazales) es el mejor escenario. Para que os hagáis una idea y entendáis mi emoción, es como disputar un partido de fútbol en el Sadar.

Pantalón blanco, camiseta roja, pala y pega-palo preparado. Calentamiento, peloteo, gritos de ánimo en el frontón, nervios compartidos con el público, lanzamiento de moneda y…. saque favorable a la pareja contraria.

El inicio fue igualado, con empates a 4 y 5. El marcador empezó a cambiar cuando elegimos una pelota nueva y más viva. El brazo se fue soltando, los nervios se fueron aplacando y comencé a disfrutar totalmente del partido. Los rivales pelearon hasta el final, pero Álvaro y yo conseguimos llegar al cartón 30.

De ahí al pódium, txapela, y fotos. Después de varios años jugando, me sigo emocionando en cada partido y entrenamiento. Espero ganar más txapelas.

 Iker González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s